DSCF5938.jpg

Un lenguaje fácil.

Queremos transmitir una forma de reconocer y describir el vino que le quite el lado más difícil, ese que intimida a muchos y les hace decir “no sé nada de vinos”.

 

Aspiramos a que, con práctica y dedicación, todos puedan reconocer lo que le gusta o no en un vino, sepan cuál les va mejor en cada ocasión, puedan transmitir lo que desean al momento de comprarlo y que se sientan más cómodos preguntando y recomendando. 

Es fácil, solo se trata de practicar mucho y compartir experiencias. 

De qué hablamos cuando hablamos de vino.

Perfil

Es un tipo de lenguaje relativamente directo y objetivo. A pesar de que todos detectamos en forma diferente las características que integran el perfil del vino, es una base para la comunicación y con práctica, nos permite intercambiar información comprensible con otros sobre un vino. Incluye, en gente entrenada, comentarios sobre los aromas y sabores detectados.

 

Es un lenguaje limitado, que no tiene todos los matices.

"Un vino tinto, de mucho cuerpo, taninos delicados y buena acidez, con bastante crianza en madera".

+

Sensaciones

Es un lenguaje indirecto, mucho más subjetivo. Tiene más sentido con gente más habituada a degustar, porque hace referencia a las sensaciones que nos produce el vino, incluyendo metáforas, comparaciones o recuerdos. 

Es ambiguo y subjetivo, por lo tanto no describe un vino en detalle, pero, como complemento al perfil, ayuda a transmitir la experiencia completa de degustar un vino.

"Delicado, Fresco, Intenso, Franco, Goloso, Amable, Austero, Elegante"